Mobirise

¿Por qué el Cloud supera a otras formas de trabajar, gestionar y custodiar la información?

10 RAZONES PARA SUBIR A LA NUBE

  1. FLEXIBILIDAD - En el momento en que una empresa necesita más ancho de banda de lo normal, un servicio basado en la nube puede cumplir con la demanda debido a la gran capacidad de los servidores en remoto del servicio. De hecho, esta flexibilidad es tan crucial que el 65% de los encuestados por InformationWeek dijeron que “la capacidad inmediata de responder a las necesidades de la empresa” fue una razón importante para pasarse a la nube.no special actions required, all sites you make with Mobirise are mobile-friendly. 
  2. RECUPERACION DE INCIDENCIAS Y RESISTENCIA A FALLOS - Cuando las empresas empiezan a usar servicios basados en la nube, ya no necesitan planes de recuperación complejos. Los proveedores de servicios cloud computing se encargan de la mayoría de los problemas, y lo hacen de forma rápida. El grupo Aberdeen descubrió que las empresas que usan la nube eran capaces de solucionar los problemas en 2.1 horas de media, casi cuatro veces más rápido que las empresas que no usan servicios cloud (8 horas). El mismo estudio reveló que las empresas medianas tenían los mejores plazos de resolución de problemas de recuperación de servicios, ya que tardan la mitad que las grandes empresas. En nuestro caso particular una única incidencia ocurrida en un año completo se resolvió en 45 minutos.
  3. ACTUALIZACIONES AUTOMATICAS DE SOFTWARE - En el año 2010, las empresas en UK y USA dedicaban 18 días laborables al mes gestionando temas de seguridad en las instalaciones del cliente. Sin embargo, los proveedores de cloud computing hacen ellos mismos el mantenimiento de los servidores -incluyendo las actualizaciones de seguridad-, liberando los recursos y el tiempo de sus clientes para otras tareas. Además estas actualizaciones llegan directas al tener el sistema en el Cloud, con lo que el cliente recibe más mejoras, más rápidamente y sin pausas en su trabajo.
  4. CAPITAL INICIAL MINIMO - Los servicios basados en la nube se pagan sobre la marcha, así que no es necesario tener capital inicial para invertir en ellos. Y dado que los servicios en la nube son mucho más rápidos a la hora de desplegar, las empresas incurren en costes de arranque de actividad mínimos y una previsión de gasto fiable.
  5. MAYOR COLABORACION - El cloud aumenta la colaboración ya que permite a los empleados -donde quiera que estén- estar al día y trabajar en documentos y aplicaciones compartidas de forma simultánea, y hacer el seguimiento de los compañeros y de las actualizaciones que permite estar al tanto de los asuntos críticos de la empresa en tiempo real. Una encuesta llevada a cabo por Frost & Sullivan reveló que las empresas que invertían en colaboración tecnológica tenían un retorno de la inversión del 400%.
  6. TELETRABAJO - Siempre y cuando los empleados dispongan de una conexión a Internet, pueden trabajar desde donde sea. Esta flexibilidad tiene un impacto positivo en el equilibrio de la vida personal y profesional de los trabajadores del conocimiento . Un estudio ha revelado que el 42% del personal laboral con contrato en vigor estaría dispuesto a ceder parte de su salario a cambio de poder teletrabajar, y de media lo cifraban en un recorte del 6%.
  7. CONTROL DE DOCUMENTOS Y LA INFORMACIÓN - Según un estudio el 73% de los trabajadores del conocimiento colaboran o interactúan con personas en distintos horarios e incluso (ahora con la globalización) regiones con franjas horarias distintas.  Si una empresa no usa la nube, los trabajadores tienen que enviar los documentos de adelante para atrás vía email, lo que implica que solo una persona puede trabajar sobre un archivo a la vez y que el mismo documento tiene varios nombres y formatos distintos.
    Con el software de base de datos (como las aplicaciones de Gestión o ERP’s) es todavía peor porque obliga a guardar la información fuera del sistema y volver a ingresarla más tarde en el mismo, con el consiguiente doble esfuerzo y gasto.
    El cloud computing mantiene a todos los archivos y registros en una lugar centralizado, y todo el mundo trabaja sobre una copia central, bien guardada en el Servidor en cloud. Los empleados incluso pueden usar mensajería instantánea mientras trabajan juntos sobre un documento. Todo el proceso fortalece la colaboración, lo que incrementa la eficiencia y mejor los resultados de una empresa.
  8. SEGURIDAD - Cada año se pierden a nivel mundial unos 800.000 portátiles al año solo en los aeropuertos. La cantidad de dispositivos como pendrives, discos duros portátiles, smartphones con información es todavía mucho mayor. Pero además hay que contar los riesgos reales de perder nuestra información si ocurre un incendio, inundación, robo, etc. en nuestro lugar de trabajo. Esto puede tener graves implicaciones económicas y funcionales para una empresa. Cuando todo se almacena en la nube, se puede acceder a los datos independientemente de lo que le suceda a los ordenadores. Además el cambio de empleados, sus accesos o política de seguridad de la empresa es fácilmente configurable desde la Nube y mucho más lento y tedioso en sistemas locales, donde además en muchas ocasiones el proveedor del servicio e incluso el propietario (la empresa) no tiene acceso o no tiene control sobre su uso.
  9. COMPETITIVIDAD - La nube permite a las PYMES acceso a tecnologías de primera clase. También permite que empresas más pequeñas o medianas se desenvuelvan de forma más ágil que las grandes y más establecidas. Un estudio sobre la recuperación de incidencias finalmente ha concluido que las empresas que no usan la nube tenían que depender de procedimientos estrictos y complicados, lentos y farragosos que los usuarios de servicios en la nube no tienen que seguir ni usar, lo que permite a David ser de nuevo más rápido que Goliath.
  10. ECOLOGICO - Las empresas que usan servicios en la nube solo usan el espacio en servidor que necesitan, lo que reduce su huella de carbono . El uso de la nube deriva en al menos una reducción del 30% en el consumo de energía y emisiones de carbono en comparación con el uso de servidores en local. En esta línea, los que más se benefician son una vez más las PYMES, ya que la reducción del consumo de energía y de emisiones de carbono es del 90% (un ordenador Servidor de oficina consume la potencia eléctrica similar a 2.5 ordenadores que sean puestos de oficina).